Resumen curso intensivo de comunicación

Escrito por resumen 29-04-2014 en Libro. Comentarios (0)

En el siglo XVI algunos teólogos de la iglesia católica legitimaban la conquista en nombre del derecho a la comunicación.

Los conquistadores hablaban y los indios escuchaban, cuando esto no ocurría la guerra era algo inevitable, su derecho a la comunicación se basaba en obedecer.

Alrededor de la tierra existe un anillo que tiene millones de palabras e imágenes, los milagros de la tecnociencia que permiten que las personas vayan a la playa y realicen múltiples actividades, desde su celular como recibir llamadas y enviar E-mails. Una computadora besa la frente de Bill Gates, el cual despierta siendo el hombre más rico del mundo.

La cibercomunidad encuentra el refugio en la realidad virtual, convirtiendo las ciudades en inmensos desiertos de gente, donde cada quien se defiende por si mismo y se encuentra casi que encapsulado en si mismo. Hace cuarenta años las personas confiaban en las demás, hoy en día las personas viven más prevenidas de cada persona que se encuentre a su alrededor.

Los medios de comunicación se encuentran en pocas manos, donde se siembra el miedo, el Internet se ha convertido en un espacio de libre comunicación donde la mayor parte de la población se encuentra presente, en Internet donde se estableció mantener libre la venta de productos e impuestos a través de la red.

 El control del ciberespacio depende de las líneas telefónicas donde se han privatizado y arrancado de manos públicas.

La televisión abierta y por cable, el cine, la prensa, editoriales de libros y discos, también la radio, que avanzan hacía el monopolio. 

Cada vez son más los opinados y los que tienen derecho de hacerse escuchar que los opinadores que tienen el derecho de hacerse escuchar. Años siguientes a la segunda guerra mundial había una amplia resonancia entre los medios independientes de información y opinión y aventuras que revelaban y alimentaban la diversidad cultural.

A mediados de 1980 la desaparición de medianas y pequeñas empresas habían dejado a la mayor parte del planeta en manos de cincuenta corporaciones, donde la independencia cada vez ha sido más rara.

Las principales empresas norteamericanas de comunicación han duplicado su mercado internacional, son tan grandes que ejercen un poder oligopólico.

Son tan grandes que compiten unas con otras para satisfacer a todo el planeta, algunas necesitan de otras para poder suplir la necesidad pero al final cada una se encarga de una parte.

Cabe decir que los estados unidos ocupan el sistema central de la comunicación contemporánea, estados unidos ocupa un lugar muy importante en el mundo a nivel de la comunicación y la información.

La unesco patrocino un proyecto que se basaba en que la información no era solo una mercancía sino que también era un derecho social, y tiene una responsabilidad de educación de la función educativa.

Ahora hablando de los países pobres y de los pobres, los medios de comunicación solo se acuerdan de estas personas cuando sufren alguna desgracia que puedan mostrar con el objetivo de obtener éxito como medio de comunicación mas no porque se sensibilice con lo que le puede estar ocurriendo a cada una de las personas.

La televisión es amarillista y muestra imágenes aterrorizantes donde se ven heridos, muertes, violencia, guerra, sin tener en cuenta que gran parte de la población espectadora son niños, donde pasan más tiempo que en un aula de clases.

En Europa a través de los años. Algunos programas de televisión han logrado ser de buena calidad, dirigidos por organizaciones que representan las expresiones de la sociedad.

El televisor es inocente del uso y el abuso que se hace de él, de modo que no podríamos condenarlo.

En cada familia en diferentes partes del mundo las personas hacen uso del televisor de manera masiva, en conversaciones familiares, al momento de cenar, descansar. Incluso algunos pueden afirmar que no podrían vivir sin la televisión.

Podría decirse que muchas personas están condenadas a la televisión y no por el aparato sino por las personas que emiten los contenidos a través de él, los políticos se sienten importantes y temen a que con cualquier comentario u opinión los hagan quedar en ridículo e incluso que los demás dejen de creer en ellos, también se crean mentes poco productivas sometidas a las telenovelas y todo aquello que se puede ver y que sucede en la fantasía.